Cuidado de los ojos con el frío

Cuidado de los ojos con el frío

El frío ya empieza a notarse, el clima está cambiando y las necesidades de nuestros ojos también. Al igual que la piel, nuestros ojos necesitan estar constantemente hidratados. Con el frío la producción de lágrimas es menor pudiendo aparecer síntomas de ojo seco como sensación de tener algo en el ojo, picor o enrojecimiento y malestar ocular. Lejos de mejorar en espacios cerrados, estos síntomas pueden agravarse debido al ambiente seco que crean las calefacciones. Por ello debemos mantener los ojos correctamente hidratados con lágrimas oftálmicas hidratantes.

El viento que se intensifica en invierno puede hacer que llegue más suciedad y polvo al ojo, por lo que es importante una limpieza diaria adecuada. Belcils Espuma Limpiadora retira suave y eficazmente cualquier resto de suciedad acumulado en párpados y pestañas, dejando la piel lista para el tratamiento posterior. Además regenera la piel del contorno del ojo, calma el picor y protege la zona.

La barrera protectora natural de la piel de los párpados es su defensa frente a las agresiones externas. `Pero el frío, el viento y los ambientes con baja humedad la debilitan, pudiendo aparecer tirantez y cuarteamiento de la piel, así como promover la aparición de arrugas. Por ello es importante reparar esta protección natural aplicando Belcils Crema Reparadora contorno de ojo en el área que rodea al ojo.

No debemos olvidarnos de las pestañas que cumplen una función muy importante protegiendo los ojos y que también se ven afectadas por factores externos. Para mantenerlas cuidadas y bonitas, tan solo tienes que aplicar Belcils Crema Vitalizante justo antes de irte a dormir.

El bienestar de los ojos y su contorno es fundamental para su belleza y en Belcils te damos las claves para cuidar de tus ojos sensibles todo el año.

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Belcils es la marca especialista en el cuidado y belleza de los ojos sensibles. Para que, además de cuidados y sanos, sean más bellos.