Mejora el aspecto de tu contorno de ojos con estos hábitos

La zona del contorno de ojos es una de las más sensibles de nuestro cuerpo. El que no existan glándulas sudoríparas ni sebáceas como en el resto del rostro hace que sea una zona más propensa a la deshidratación.

Mejora el aspecto de tu contorno de ojos con estos hábitos

Mejora el aspecto de tu contorno de ojos con estos hábitos

La zona del contorno de ojos es una de las más sensibles de nuestro cuerpo. El que no existan glándulas sudoríparas ni sebáceas como en el resto del rostro hace que sea una zona más propensa a la deshidratación.

La zona del contorno de ojos es una de las más sensibles de nuestro cuerpo. El que no existan en ella glándulas sudoríparas ni sebáceas como en la piel del resto del rostro hace que sea un área más propensa a la deshidratación. Por otra parte, la microcirculación de la zona suele verse afectada por nuestros hábitos de vida, lo que puede ocasionar bolsas y ojeras, signos visibles de cansancio.

 

¿Qué podemos hacer para que todo esto no se convierta en algo negativo?

Podemos mejorar el aspecto de nuestro contorno de ojos con unos hábitos muy sencillos:

Utilizar productos específicos de limpieza para el contorno de ojos, que sean aptos para los ojos más sensibles y que nos ayuden a eliminar nuestro maquillaje, sea del tipo que sea. Es decir, si utilizamos maquillaje waterproof, es necesario que nuestro desmaquillante de ojos sea capaz de retirar este tipo de componentes.
Si nos desmaquillamos con algodón, deberemos impregnarlo bien en el producto y dejarlo unos segundos sobre nuestro párpado, sin frotar. Es importante desmaquillarnos antes de dormir, puesto que en caso contrario corremos el riesgo de debilitar nuestras pestañas y provocar su caída.
Una vez desmaquillados los ojos, usaremos productos de tratamiento según nuestras necesidades, pero siempre específicos para esta zona tan delicada. Los contornos de ojos poseen en su composición partículas de principios activos más pequeñas, que favorecen su penetración y, por tanto, su efecto. Si utilizáramos nuestra crema diaria también en la zona del contorno de los ojos, posiblemente no se llegaría a absorber correctamente y nos aportaría un efecto contrario del que queremos conseguir.
Al aplicar nuestro contorno de ojos, podemos realizar un masaje para mejorar la circulación linfática y sanguínea. Basta con repartir una pequeña cantidad de producto con nuestro dedo anular y corazón e ir masajeando desde el interior hacia el exterior, siempre sobre la parte ósea. (¡No debemos aplicar los productos sobre el párpado inferior, y menos si presentamos bolsas, pues provocaremos que parezcan más grandes!). Imaginar un rombo en nuestro ojo y hacer presión sobre esos cuatro puntos nos ayudará a liberar tensiones.
Si eres propensa a las bolsas, apunta este consejo: guarda tu producto favorito para el contorno de ojos en el frigorífico; el efecto frío te ayudará a descongestionar la zona y reducir las bolsas.
Debemos utilizar protectores solares aptos para el contorno de ojos y evitar así el envejecimiento prematuro. ¡Es el mejor producto antiedad que tenemos! También hemos de usar un contorno hidratante después de la exposición solar para recuperar el confort.
Por otra parte, mantener unos hábitos saludables nos ayudará a lucir un aspecto saludable. Dormir ocho horas es clave para amanecer con un rostro descansado y un contorno de ojos descongestionado.

¡Pon a prueba todos nuestros consejos y verás cómo mejora tu zona del contorno de ojos!

Belcils es la marca especialista en el cuidado y belleza de los ojos sensibles. Para que, además de cuidados y sanos, sean más bellos.