La alergia ocular estacional

La alergia ocular estacional

La alergia ocular estacional

Alergias en Primavera

Durante los meses de primavera es frecuente la aparición de síntomas como picor de ojos, lagrimeo, enrojecimiento ocular e incluso párpados inflamados. Si sufres estos síntomas, es posible que sufras alergia ocular. ¿Sabes de qué se trata?

La alergia, no deja de ser una respuesta de nuestro sistema inmunitario frente a un cuerpo extraño. En el caso de la alergia estacional, principalmente los síntomas vienen desencadenados por los niveles de polen del ambiente. Se produce una liberación de histamina para combatir al alérgeno, que será la responsable del enrojecimiento de los ojos, lagrimeo y picazón. Las personas afectadas por alergia ocular también suelen acompañar los síntomas con estornudos y congestión nasal.

No obstante, éstos síntomas pueden agravarse si no se tienen en cuenta recomendaciones higiénicas, como evitar estar en el exterior en las horas donde la concentración de polen en el ambiente es elevada, tomar una ducha o baño al llegar la noche para eliminar restos de alérgenos en nuestra piel, utilizar gafas en lugar de lentes de contacto.

Los síntomas de la alergia estacional pueden agravarse si, además, estamos en contacto con elementos puedan actuar como alérgenos, como pueden ser:

  • Los ácaros.
  • El pelo de los animales domésticos.
  • E incluso los cosméticos.

Debemos prestar especial cuidado a aquellos cosméticos que contengan perfume, pues suelen incluir en su composición alérgenos. Deberemos buscar cosméticos hipoalergénicos y que estén testados en pieles sensibles, dermatológica y oftalmológicamente, para evitar resultados desagradables.

¿Cómo podemos cuidar los ojos durante los procesos de alergia ocular?

  • Limpiar el interior de los ojos con suero fisiológico para eliminar los posibles alérgenos que existan en la conjuntiva. Como truco, podemos introducirlos en la nevera para mejorar la sensación de alivio por la temperatura.
  • Utilizar lágrimas artificiales que nos mejoren la hidratación ocular y que formen película.
  • Desmaquillar los ojos con desmaquillantes ligeros y testados oftalmológicamente, que no dañen los ojos irritados. Aunque no nos hayamos maquillado, debemos realizar la limpieza con alguna espuma limpiadora.
  • Utilizar gafas de Sol con curvatura envolvente, para minimizar al máximo el contacto del alérgeno (el polen) con los ojos.

¡Y no olvides acudir a un profesional de la salud si los síntomas persisten!

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Belcils es la marca especialista en el cuidado y belleza de los ojos sensibles. Para que, además de cuidados y sanos, sean más bellos.