Primavera y alergia en los ojos

Cómo afecta el polen a los ojos

Primavera y alergia en los ojos

Cómo afecta el polen a los ojos

Cómo afecta el polen a los ojos

Estamos a las puertas de la primavera, la estación del año donde el aire se llena de polen, lo que hace que esta época del año sea la gran temida por los alérgicos.

¿Qué es la alergia?

La alergia es una susceptibilidad especial de algunas personas que hace que respondan de una forma exagerada a uno o varios elementos externos.

Causas de la alergia

Entre los causantes más comunes de alergia están; los pólenes de las plantas, algunos alimentos, los productos químicos (incluidos algunos medicamentos), los mohos, los llamados ácaros del polvo, las picaduras de insecto y en general cualquier sustancia capaz de desencadenar una respuesta por parte del sistema inmunitario del organismo.

Esta peculiaridad de las personas alérgicas de desarrollar una respuesta exagerada a un agente externo (alérgeno), se acompaña de una serie de reacciones físicas y químicas que son las responsables de los síntomas de la alergia.

El mecanismo de la alergia

Cuando los alérgenos ingresan por primera vez en el cuerpo de una persona predispuesta a las alergias, se produce una serie de reacciones y se generan anticuerpos específicos contra esa sustancia. Después, estos anticuerpos viajan a unas células llamadas mastocitos que son particularmente abundantes en la nariz, ojos y pulmones.

Los anticuerpos se adhieren a la superficie de estas células y la próxima vez que una persona alérgica tome contacto con los alérgenos a los cuales reacciona, se inicia la liberación de sustancias, entre las que se encuentra la histamina, que producen los síntomas propios de la alergia: picor en la piel y ojos, estornudos y nariz que gotea, tos y picor de garganta, silbidos en el pecho.

Alergia al polen: polinosis

La polinosis -también conocida como fiebre del heno o rinitis alérgica estacional- es una enfermedad alérgica caracterizada por síntomas que afectan a los ojos, nariz y pulmones y que algunas personas las sufren durante todo el año, mientras que para otras, los síntomas se presentan durante las estaciones de primavera y verano, cuando se produce la polinización.

El polen está formado por las células masculinas del aparato reproductor de las plantas con flor. Son partículas de tamaño microscópico que contienen proteínas similares a las presentes en frutas y vegetales.

Estas proteínas son reconocidas por el sistema inmune de una persona susceptible, y pueden desencadenar una reacción alérgica.

Cada especie de planta tiene un período de polinización que no varía considerablemente de un año a otro. Sin embargo, las condiciones meteorológicas pueden afectar la cantidad de polen en el aire en un momento dado. Los pólenes alergénicos varían según la vegetación y el clima.

En general y considerando los pólenes alergénicos globalmente en España, las gramíneas de crecimiento espontáneo (malas hierbas que crecen en los bordes de las carreteras, campos de cultivo, descampados, praderas..etc) resultan ser la causa más importante de polinosis.

Durante todo el año se pueden consultar los niveles y tipos de polen que hay en el aire cada día y en cada provincia española.

¿Cómo afecta la polinosis a los ojos?

La reacción alérgica al polen, puede afectar a diferentes órganos; cuando afecta a la nariz, produce una inflamación, caracterizada por estornudos, picor, congestión, secreción y obstrucción nasal. Es muy frecuente que los ojos también se vean afectados y la alergia provoque inflamación de la conjuntiva.

Las conjuntivitis alérgicas se distinguen de las infecciosas por tener un importante picor, enrojecimiento en ambos ojos, legañas acuosas y frecuentemente asociado a sinusitis.

Desafortunadamente no hay un tratamiento completamente eficaz para evitar el desarrollo de la respuesta alérgica, el tratamiento más efectivo son los antihistamínicos -para tratar la conjuntivitis alérgica, bien pueden ser orales o tópicos en forma de colirio-. Te recomendamos que visites a un alergólogo para que pueda recomendarte el antihistamínico más adecuado según las circunstancias.

De todas formas,, lo ideal es complementar el tratamiento con unas medidas que se basan principalmente en evitar el picor de polinización diario:

  • Mantener las ventanas cerradas por la noche y por la mañana para prevenir que el polen entre en casa. Si es necesario, usar aire acondicionado que limpia, enfría y seca el aire.
  • Minimizar cualquier actividad muy temprana en la calle porque la mayor cantidad de polen se da entre las 5 y las 10 de la mañana.
  • Mantener las ventanas del coche cerradas al viajar.
  • Procurar estar en interiores cuando el recuento de pólenes sea alto.
  • Tomar los medicamentos recetados por el médico, de forma regularmente y a la dosis recomendada.
  • Uso diario de soluciones de agua de mar nasales para aliviar la congestión nasal.

Siguiendo estas indicaciones podremos evitar esas insufribles molestias que provocan las alergias en los ojos.

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Belcils es la marca especialista en el cuidado y belleza de los ojos sensibles. Para que, además de cuidados y sanos, sean más bellos.