Protege tus ojos de la nieve

Protege tus ojos de la nieve

Si tienes pensado disfrutar de la nieve este invierno, es necesario que prestes atención a estos consejos para que puedas cuidar de tu salud ocular a la vez que disfrutas de la nieve.

Cada vez estamos más concienciados de que la radiación solar puede ocasionar efectos perjudiciales en nuestra piel si nos exponemos demasiado y es muy cierto, pero, ¿Has pensado que puede tener las mismas consecuencias negativas en tus ojos? ¿Y que ésta radiación puede ser reflejada por las superficies?

Para poder comprender la importancia de la precaución que debemos tener cuando vamos a la montaña en invierno, es necesario entender primero las distintas radiaciones solares y cómo afectan a nuestra salud ocular.

Existen 2 tipos de radiación ultravioleta (RUV)que atraviesan la atmósfera y llegan hasta nosotros: la RUVB, causante de las quemaduras solares, y  de las lesiones cancerosas; y la RUVA, más peligrosa, responsable del fotoenvejecimiento, pero que además atraviesa la córnea y el cristalino, pudiendo provocar lesiones importantes en nuestros ojos.

Cuando vamos a esquiar pasamos muchas horas expuestos al sol y, cómo no pasamos tanto calor, no nos damos cuenta de lo perjudicial que puede ser.

Hay que tener en cuenta que a mayor altitud,  menos atmósfera queda sobre nosotros capaz de absorber esa radiación, por lo que deberemos extremar las precauciones si vamos a  realizar deportes de montaña.

¿Cómo podemos proteger nuestros ojos de la RUV?

Es necesario elegir unas buenas gafas de sol que actúen a modo de escudo protector de nuestros ojos.

1Deben ser oscuras y con un filtro solar adecuado, que filtren al menos el 50% de la radiación solar. Existen distintas categorías según la normativa europea, que van del nivel 0 (sin filtro solar) al 4 (mayor protección), pudiendo encontrar gafas específicas para deportes acuáticos, de invierno o el esquí.

 

2Las lentes polarizadas te ayudarán a eliminar los reflejos, por lo que obtendrás una visión más clara y nítida.

 

 

3Busca unas gafas cuya curvatura se adapte a la forma de tu rostro: Tendrás protección máxima en los laterales de los ojos y te ofrecerá una visión más panorámica.

 

4Aquellas que tengan lentes espejadas te aportarán mayor grado de protección. Estas lentes tienen un recubrimiento metálico en los cristales que permite que la luz sea reflejada en vez de absorbida por el cristal.

 

5Las gafas de policarbonato protegen frente a RUVA, RUVB y RUVC por lo que son las que mayor grado de protección tienen.

 

6Si utilizas gafas para ver, puedes pedir que añadan graduación a tus gafas para la nieve.

 

¿Qué puede pasarnos si no protegemos bien nuestros ojos?

Si permanecemos en la nieve expuestos al Sol sin proteger nuestra vista las primeras alteraciones que vamos a sufrir serán laJgrimeo y escozor, que pueden sernos muy molestos si aparecen mientras realizamos alguna actividad deportiva en las pistas.

Esta irritación inicial puede desencadenar en una queratitis solar o fotoqueratitis, en la que la córnea se inflama por una exposición aguda a la radiación.

También puede ocasionar una “Ceguera de la nieve” que suele ser transitoria y desaparecer a las 48-72 horas.

Por último, ya que el efecto del sol en la vista es acumulativo, puede dar lugar a lesiones más graves como cataratas, fotoconjuntivitis, y/o lesiones en la retina, además de producir quemaduras también en las zonas más próximas como los párpados.

Es importante cuidar nuestros ojos y protegerlos de la radiación cuando vayamos a realizar alguna actividad en la nieve, ya que las consecuencias pueden ser muy peligrosas si no tenemos las precauciones adecuadas. Elige gafas específicas y originales, asesorado por un experto, que te ayuden a poner a salvo tu vista en la nieve

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Belcils es la marca especialista en el cuidado y belleza de los ojos sensibles. Para que, además de cuidados y sanos, sean más bellos.