¿Qué hacer si tienes problemas con las lentillas?

Las lentes de contacto son utilizadas de forma segura por millones de personas. No obstante, también suponen un riesgo de infección para los ojos.

La mala adaptación, el ojo seco, alérgenos ambientales que puedan adherirse a la superficie de las lentes y enfermedades subyacentes son las molestias más comunes.

Por ello, es frecuente que en usuarios de lentillas se den síntomas como falta de confort, lagrimeo excesivo, enrojecimiento, visión borrosa y síndrome de ojo seco.Cuando se usan lentillas, es necesario mantener una rutina adecuada que garantice su uso seguro. En Belcils, te aconsejamos para que conozcas los hábitos adecuados en personas portadoras de lentes de contacto.

¿Cómo evitar los problemas con las lentillas?

  • Mantener limpias las lentillas: Es importante mantener una limpieza frecuente de las lentes para eliminar cualquier acumulación de depósitos que haya quedado retenidos en ellas.
  • Mantener limpio los párpados y pestañas: te recomendamos el uso de la espuma limpiadora de Belcils durante mañana y noche para limpiar de manera suave la piel de los párpados y las pestañas. Debes evitar la acumulación de impurezas que puedan ocasionar irritaciones, infeccionesu otras patologías oculares.
  • Mantén hidratado el globo ocular con gotas oftálmicas hidratantes con ácido hialurónico. El ácido hialurónico, conocido por su capacidad para retener agua, forma parte natural del humor vítreo, por lo que su nivel de tolerancia es máximo. Llévalas contigo y aplícalas siempre que lo necesites.
  • Usa cosméticos testados para personas portadores de lente: Todos los cosméticos que utilices cerca del ojo y en el contorno deben estar testados en personas portadoras de lentes de contacto. Para mantener la elasticidad y calmar  la piel del contorno te recomendamos la crema reparadora Belcils, con activos hidratantes, calmantes, y que combaten la formación de radicales libres.
  • Presta mucha atención a los productos de maquillaje de ojos: Como hemos comentado, ser portadora de lentes de contacto predispone a la sensibilidad ocular, siendo más susceptible a molestias oculares y predispuesta a sufrir irritaciones e infecciones. Pero tranquila, puedes prevenir todas esas complicaciones utilizando productos adecuados, testados oftalmológicamente y en portadoras de lentes de contacto.

Recuerda que ante cualquier molestia debes quitarte las lentillas y que, en caso de tratamiento con medicamentos oftálmicos no deberías utilizarlas.

Artículos Relacionados

Tus comentarios

If you continue to use this site you accept the use of cookies More information 

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar